La aventura de Andrea, comenzó con su huida a la Barcelona del año 1992. Ciudad donde, no solo acabó rencontrándose con su primer amor, sino con una prometedora carrera que abandonó en Londres. Veinte  años después,  Andrea  se  ve  obligada  a  enfrentarse  a  un pasado y navegar entre sus dulces y amargos recuerdos. Su hija Emma, adolescente audaz, que tras la muerte de su adorado padre, empieza a sospechar que le han ocultado ciertas verdades. Una tarde, con su destreza de investigadora, descubre que tiene otra familia en Inglaterra. Su madre, Andrea, la predilecta diseñadora de complementos de la realeza mundial —conocida bajo el seudónimo de Diana March— se niega a desvelarle su pasado. Emma, furiosa, escapa a Reino Unido en busca de esa familia a la cual parece pertenecer, pero que ni siquiera conocen de su existencia. De esta forma, levanta un ciclón de secretos, heridas, emociones e historias turbias que nadie le quiere desvelar.


Siempre me gusta leer a autoras desconocidas como lo ha sido hasta ahora Rosana Ample , una escritora que nos trae un libro con mucho glamour, con una protagonista valiente y con las ideas claras que en todo momento sabe en que dirección ir, pero con grandes secretos guardados baje llave.

A caballo entre el pasado y el presente en varias ocasiones la autora nos dejará con la miel en los labios para retomar frentes pendientes que tiene la protagonista con diversas personas, entre ellas con el padre de Emma y con su primer amor, del cual dicen que nunca se olvidan, no sabes que ocurrirá a continuación pero si que empiezas a entender a esta luchadora nata.

Esta historia se sitúa a caballo entre Irlanda, Inglaterra y Barcelona, siendo Irlanda donde menos cosas pasan, aunque sea donde ocurra todo lo que de vida a "Sobre las estrellas dibujé mi destino" un título muy bonito y acordé con lo que narra entre sus páginas.

Narrado deliciosamente, lleno de momentos preciosos y contado con gran ternura y descritas con maestría las escenas de sexo y los diálogos en general.
El gran enigma de todo este entramado es el pasado de un personaje que parece encantador pero a ojos del lector en algunos instantes no parece trigo limpio y aunque en un primer instante, es alguien adorable y con el que pasarías el resto de tu vida, conforme va avanzando la narración la verdad cae como una losa.

Un libro coral en el que ningún personaje destaca por encima de otro, todos se van complementando a la perfección, también es un libro que mandaría leer a todas esas personas soñadoras, que tienen en mente un proyecto y no saben como ponerlo en marcha o si serán capaces de hacerlo, todo en la vida tiene su momento y cuando menos te lo esperas siempre llega esa persona que llega y te revoluciona la vida, como es el caso de Ignasi.
Las casualidades no existen, en este caso creo que son las estrellas las que juegan con el destino de Andrea y Emma,

La parte que más he disfrutado y que más me ha gustado es la del pasado, aunque en ocasiones, se tiene que poner las cosas sobre la mesa para entender el presente, el pasado de Sobre las estrellas dibujé mi destino, es especial y único.

He disfrutado hasta el final con este libro, una lectura que me ha dejado muy buen sabor de boca.

4 comentarios

  1. Pinta muy interesante y lo de los sueños y el momento es algo que pienso siempre así que... ¡me lo apunto!
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Podría animarme con este libro si se cruza en mi camino.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la reseña, pero aún así por lo que cuentas el libro no parece de mi estilo :/

    ResponderEliminar
  4. Pues habrá que tenerlo en cuenta... y eso que no es de mis géneros predilectos =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)