Un thriller sobrenatural que se desarrolla en el legendario bosque de Aokigahara a los pies del Monte Fuji en Japón. Una joven americana, Sara (Natalie Dormer de “Juego de Tronos” y “Los Juegos del Hambre”), acude en busca de su hermana gemela, desparecida misteriosamente. A pesar de todas las advertencias de “mantenerse en el sendero”, Sara se interna en el bosque decidida a descubrir la verdad sobre el destino que ha corrido su hermana, pero al hacerlo se enfrentará a las almas atormentadas de aquellos que han muerto en este lugar y que asedian a todo aquel que deambule en el bosque.

- ESTRENO EL 26 DE FEBRERO- 













Creo que "El bosque de los suicidios" es de las pocas películas de terror,de miedo psicológico o de thriller psicológico que he podido ver entera sin cerrar los ojos o sin tapármelos, porque es de esas películas que si cierras los ojos te perderás algún detalle importante o alguna visión que te muestre algo que desconocías de la historia y aquí cada pequeña imagen o cosa insignificante es importante.
Ese bosque el de Aokigahara en la película es una experiencia que si sales de él, seguro que te marca de por vida.

Aunque en vez de centrarse más en el bosque japonés con tantas leyendas y tantas historias que seguramente tendrá, lo que ha sucedido y lo que ocurre allí en la realidad, la trama gira en torno a dos gemelas idénticas, una es la que siempre saca de apuros a la otra y a su vez, un tema que sucedió hace tiempo y que se supone que dejo traumatizada a una de ellas sale a colación o digamos, es el motivo por el que Sara empieza a sospechar, aunque de alguna forma lo intuye,de que su gemela siempre ha estado mal y la culpa la corroe.

La actriz Natalie Dormer  hace un papel impecable, además cuando sus ojos adquieren ese cariz de locura o de saber que su hermana sigue allí en ese bosque y quiere encontrarla como sea, da miedo, también hará que el espectador se crea todo lo que ve, de ahí que en algunos instantes no sepamos si están jugando con ella o no.
Yo, particularmente no me hubiese salido del sendero y con lo miedica que soy ni me hubiese atrevido a salir de la tienda de campaña, ni loca,el tema de los fantasmas y espíritus es algo a lo que le tengo mucho respeto y no me gustaría meterme en la boca del lobo.

Algo que me ha disgustado un poco, es el personaje de Aiden  (Taylor Kinney)  apenas sabemos de él y aunque el director y los guionistas juegan a despistar y al ratón y el gato, me hubiese gustado saber que escondía o si realmente era verdad todo lo que contó, porque en el momento de las preguntas como Sara está tan desequilibrada, no llegas a entender que hay de verdad y de mentira.


Con una ambientación fabulosa, el miedo o la sensación de estar siendo observada se te mete en el cuerpo y conforme te vas introduciendo más y más en el bosque de Aokigahara la locura se apodera de ti, por un lado quieres que todo la salga bien a Sara pero por otro, solo quieres averiguar la verdad tras la desaparición de su hermana gemela.
Se habla de conexiones especiales entre gemelos idénticos y a los largo de los minutos como Sara es tan vehemente que te lo terminas de creer.

No es un paseo por un bosque idílico, es algo más que eso, en la película sientes que Sara lo único que tiene es su hermana y siempre la ha intentado salvar y proteger, sintiéndose culpable del pasado, es por eso que creo que Sara se adentra sabiendo que su gemela esta viva pero sin creerse nada de nada, es una especie de redención por su parte hacía el pasado.
Es entretenida y como comentaba antes, los paisajes son asombrosos pero tétricos al mismo tiempo, jugando entre la luz y la oscuridad, entre lo creíble y las leyendas, poniéndose los pelos de punta del espectador en más de una ocasión.


-Agradecimientos a la distribuidora

2 comentarios

  1. es un plagio http://www.cinemania.es/noticias/han-pirateado-mis-comics/

    ResponderEliminar
  2. La tengo apuntada, espero verla pronto =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)