Los Teatros del Canal presentan el estreno en Madrid de La viuda alegre, opereta dirigida por Emilio Sagi y con la dirección musical de Jordi López, que dirigirá al Ensemble de la Orquesta Sinfónica Verum. Este montaje, apuesta musical para esta Navidad, estará en la Sala Roja del 18 de diciembre al 17 de enero.

La viuda alegre es probablemente la opereta más famosa de todas, un verdadero paradigma del teatro musical. Esta producción del Teatro Arriaga de Bilbao, protagonizada por una bellísima, elegante y misteriosa Natalia Millán, presenta un giro que convierte el espectáculo en un gran musical, para disfrute de todo el público. Completan el resto del elenco Antonio Torres, Silvia Luchetti, Guido Balzaretti, Iñaki Maruri y David Rubiera.

Esta espectacular producción del Teatro Arriaga, que cuenta con una elegante escenografía de Daniel Bianco y un precioso trabajo de figurinista a cargo de Renata Schussheim, afinadísima con el vestuario. También captará la atención del público la belleza de los números de baile, muy variados y llenos de dinamismo, gracias a la siempre creativa coreógrafa Nuria Castejón.

Este espectáculo está basado en la opereta probablemente más famosa de todas, La viuda alegre, un verdadero paradigma del teatro musical, que se estrenó en Viena en 1905, con música de Franz Lehár y libreto de Victor Léon y Leo Stein, basado a su vez en la comedia L’attaché d’ambassade de Henri Meilhac.

En esta obra, Danilo, su protagonista, se enfrenta a la patriótica tarea de seducir y desposar a Hanna, una joven viuda acaudalada, para que su fortuna no salga del pequeño principado de opereta, ¡nunca mejor dicho!, de cuya embajada en París es Danilo primer secretario. La tarea parece sencilla porque el mozo es apuesto y el uniforme le queda como un guante, pero no lo es porque hay entre ellos una vieja historia de amor despechado, porque otros pretendientes con iguales méritos se han fijado el mismo objetivo, ¡chacales arribistas!, y porque la viuda, ya lo dice el título, es alegre y no le pone mala cara a nadie. Mientras, la orquesta encadena valses y el champagne y la alegría se derraman a raudales.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram