"Miradme bien. Quién sabe si mañana todavía estaré aquí..." Tímido e inquieto, miope de mirada hechizante, a James Dean le gustaba vivir deprisa: el día a día, su trabajo de actor, el amor..., y su pasión por las motos y los coches deportivos que le llevaron a encontrar la muerte, en septiembre de 1955, cuando sólo contaba veinticuatro años. Este joven de Indiana, inconsolable y pendenciero pero de un encanto irresistible, que no jugó al béisbol como quería su padre y se inició en la danza y la música alentado por su madre, se convirtió con sólo tres películas, dos estrenadas tras su muerte, en un icono de la juventud de todos los tiempos. Con la fluidez narrativa que caracteriza a Philippe Besson, en cuatro trazos esboza en esta novela coral y caleidoscópica el retrato íntimo e inédito del actor por medio de las voces de sus más allegados: desde sus padres y tíos, a las de profesores, agente, amigos, actores, amantes..., y el conductor contra el que se estrelló. A través de sus testimonios, como si se tratara de un documental cinematográfico, Besson hace aflorar esa parte desconocida del ser humano, compleja por sus contradicciones y ambigüedades. Así nos introduce en sus gustos, pasiones, amores, rebeldía, inquietudes... Su manera de acceder a Hollywood, su admiración por Marlon Brando y Montgomery Clift, su relación artística con Tennessee Williams, Elia Kazan y Nicholas Ray, su relación amorosa con Pier Angeli, la pasión que sintió por él Sal Mineo y la mutua aversión con Rock Hudson, su amistad con Elizabeth Taylor y Natalie Wood... La vida inalcanzable y agitada en suma de este icono intemporal, símbolo de la juventud eterna y rebelde, que se dio a todos sin pertenecer nunca a nadie.

Paperback192 pages/Published September 24th 2015 by Alianza /Nota 5 de 5/Agradecimientos al instituto francés

En este libro podremos conocer mucho más de la persona de carne y hueso que del mito, la cara más humana y más real del actor James Dean que sigue cautivando y enamorando a miles de personas no solo por su pose, también por su interpretación de chico malo, pero ¿Qué había de real en eso?
Mucho y nada, era un actor que sabía lo que quería y como debía hacerlo, creo que con muchos de los directores de nuestros tiempos se llevaría a matar o quizás, no, porque algunos son igual de proteccionistas que él.
Testimonios que arrojan algo de luz sobre su figura, narrado en primera persona, son narraciones intimas que van desde que Jimmy era un niño hasta como consiguió su primer papel.
A quien admiraba, como se sentía, quien fue el gran amor de su vida...Todo tiene cabida en este libro.
Philippe Besson va hacia delante y hacia detrás, contando al lector que fue lo que desencadeno que cosas de su vida.
Es una lectura ligera, adictiva y fascinante, porque detrás del mito había alguien miope, que extrañaba a su madre, que pisaba fuerte por donde iba y lo más importante que dejo una huella en las generaciones de jóvenes de entonces y de ahora, porque se le sigue recordando y no ha caído en el olvido.
Un viaje por el Nueva York más glamuroso, por la California que le vio crecer como actor, toda una experiencia para todo amante del séptimo arte.


Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)