Sandra Bernardo publica Gardenia, un primer EP con alma tropical hecho a orillas del Mediterráneo. Aparece con la delicadeza y sensibilidad de la chanson francesa, elvitalismo tropical y las tendencias más contemporáneas, adornadas por un encanto especial y una voz íntima y libre capaz de caminar por el bolero, la cumbia, el swing, el reggae y el son más folclóricos. Un sonido en el que se unen los elementos latinos tradicionales con ritmos actuales y letras que elogian lo femenino a través de una voz cálida  atemporal. Como la flor que da título al EP, las canciones de Bernardo están cargadas de pureza, exotismo y sensualidad.
En este EP autoproducido, Sandra ofrece dos canciones originales y una versión que serán el adelanto del disco que llegará en poco tiempo. “Fruta” y “Lola” han sido compuestas y producidas en la isla de Menorca por Sandra Bernardo y Aitor Castells. Junto su amigo, el poeta, músico y productor, Sandra encuentra una sintonía perfecta para trabajar en su estudio “El muelle de la Alegría”.  Este paradisiaco entorno está reflejado en la frescura con la que estos temas están producidos e interpretados, con una clara influencia del mar, la luz y la vida tranquila en armonía con la naturaleza. Las letras reflejan a las nuevas generaciones de mujeres libres e independientes, sabedoras de su papel importantísimo en la nueva sociedad que ya se está fraguando, en la que ellas son las protagonistas y creadoras.
“El Pescador” es una versión de una cumbia popular colombiana que Sandra ha grabado en directo acompañada tan sólo con una guitarra. Con sencillez, naturalidad y valentía, Sandra muestra su voz tal cual, sin ningún artificio. Esta delicia sonora ha sido grabada y producida por Marcos Bayón quien también ha realizado las mezclas finales de todas las canciones.
En cada una de las canciones de la cantante y compositora madrileña hay huellas de sus numerosos viajes creativos por México, Nueva York o Irlanda y de su convivencia con músicos latinos y mujeres aborígenes de Australia. Ahora el viaje musical que comienza en España, la llevará a diferentes rincones del mundo reivindicando nuestras raíces, con gran humanismo y una marcada estética latina, se viste de flores y crea una atmosfera orgánica en unión con el público.
Como si Matisse, Gauguin, y Frida Kahlo se pusieran a pintar música entre ellos.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)