¿Qué pasa cuando decimos una cosa y hacemos la contraria? Normalmente rectificamos y ya está pero…¡Y si eres un político?
A bombo y platillo es una comedia coherente sobre la clase política, una comedia naturalista sobre estos tiempos de esperpento, una comedia sugerente sobre la ambigüedad de las personas, una comedia tierna sobre la ambición y una comedia ambiciosa sobre la ternura...
¿Cuántas veces nos hemos descubierto defendiendo unas ideas y haciendo luego lo contrario? Normalmente se puede rectificar sin problema pero..., ¿pasaría lo mismo si fuéramos un líder político? Ése es el caso de la protagonista de A bombo y platillo, una lideresa cuya vida íntima puede reventar de forma definitiva su trayectoria política y profesional.
A bombo y platillo es el primero de los monólogos que integran el proyecto ¿Cuchara o tenedor?, donde profundizamos en prejuicios que imperan en nuestra sociedad dándoles una vuelta de tuerca: la xenofobia, que la más de las veces se ceba en los pobres y disculpa a los pudientes; la homofobia, que en su versión más sutil “integra” al homosexual adjudicándole un rol y unas características llenos de prejuicios; y la igualdad de género, cuyo afán de equidad y compensación puede generar desequilibrios terribles.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)